Vendedores de humo y compradores de fórmulas mágicas

Hace tiempo que percibo dos tendencias al alza: 1-los vendedores de humo, que prometen el oro y el moro, con fórmulas mágicas del tipo “en 5 pasos, en 10 sesiones, en un abrir y cerrar de ojos“, conseguirás tal cosa. 2-y los compradores de fórmulas mágicas, que quieren resolver de inmediato cualquier aspecto de su […]

Hacer de lo prosaico algo épico. La vida cotidiana y la narrativa motivacional 

En los últimos artículos, he abordado la cuestión de las charlas motivacionales y la búsqueda de la seguridad y/o el éxito. Como me gusta aterrizar las cosas, voy a continuar bajando el globo. Apuntaba en el último artículo que me parece que andamos perdidos y que en realidad no sabemos muy bien a dónde nos va […]

Perderse para encontrarse: aprendiendo a vivir en la incertidumbre

En el último artículo, cuestionaba el contenido y el tono de las charlas motivacionales que tanto se han prodigado en los últimos años. Me lo cuestiono cuando entran en la cosa de la sopa para todos: cuando se posicionan desde la cosa de “si a mí me ha funcionado, a tí también, sólo tienes que […]

Megamotivados

¿Qué te ocurre cuando escuchas historias (mega)motivacionales? ¿Te cansan u ofenden esas historias de vida exitosas? Normalmente siguen el patrón de: tuve un sueño/visión/etcétera, lo conseguí y ahora estoy aquí, compartiéndolo contigo y animándote a que tú también lo hagas, aconsejándote cómo conseguirlo u ofreciéndote el programa de diez pasos que te va a llevar […]

Melancolía

Una de las posibles caras de la tristeza es la melancolía, un sentir que ha hecho correr ríos de tinta históricamente. Valga decir que el médico Hipócrates (siglos V-IV aC) ya la utilizó como parte de su teoría de los cuatro humores para explicar por qué enfermamos. La relacionaba con una enfermedad del hígado. De […]

Pedestales y podios, o la manía de idolatrar

Una característica de nuestra sociedad es que buscamos referentes. En sí, buscar referentes, un modelo a seguir, alguien que nos inspire, no tiene nada de malo. Como sociedad, acostumbramos a mirar y encumbrar en una especie de Olimpo de Dioses, a gente famosa: actores, cantantes, directores de cine, escritores, músicos, artistas, deportistas, empresarios de éxito… […]